One month to go

December 4, 2008

(O un poquito menos, a bit less.)

A uno de enero, jan 1st, I switch universities, paso a trabajar para la Universidad de Cantabria en Santander; al menos durante un año, at least for 2009. Maybe beyond, quizá más. Stay tuned.

Estoy ilusionado con el cambio. Creo que, en este momento de los estudios de Informática en Santander, y en este momento de mi vida profesional, la decisión es buena cosa para ambos. Y creo que también lo es para mi vida personal. Hace ya tiempo, incluso antes de tomar la decisión, que, a veces, recorriendo Barcelona, la sensación que yo sentía por dentro era, en realidad, “Sí, estuvo muy bien toda aquella época en que viví en Barcelona.”

Sin embargo, he de reconocer que ando un poquitín inquieto con la decisión. No me hace perder el sueño, salvo quizá un par de horas dando vueltas en la cama de madrugada una o dos veces al mes (“ay ay ay, dónde me voy a estar metiendo”…) pero supongo que es normal sentir leves inquietudes.

Aunque ando muy desconectado de las gentes de Bookcrossing (que en Barcelona ya están acostumbrad@s a mis desapariciones), cuento con esas gentes fantásticas para empezar a construir red social en Santander (acabo de ponerles un aviso en un foro). Intentaré ir a alguna reunión en Barcelona como semidespedida provisional, también. Ya he visto que tengo allí dónde continuar el mínimo estudio del Esperanto que comencé hace un tiempo (y abandoné), dónde aprender a bailar el tango, y seguro que encuentro gentes con quien compartir mi actitud personal ante la música. Y ya tengo contactos de móvil y email para la práctica de mi deporte favorito. Por otra parte, ya me conviene una temporada de tranquilidad y soledad, aunque echaré de menos a muchas personas (en primer lugar mis hijos), pero deseo recuperar una creatividad literaria y musical que lleva unos meses en la reserva, posiblemente debido a tenerla más requerida que de costumbre, en los últimos tiempos, en la tarea de investigación, a veces agotadora.

Y, laboralmente, veremos. Mi traslado también está teñido de un cierto nivel de fracaso personal, porque la iniciativa que consideré posible y útil hace unos años he de aceptar que no podrá salir adelante. De las alternativas que veo, la que mejor pinta tiene es Cantabria, sin lugar a dudas. Así que, mientras queden energías, intentaremos utilizarlas de la manera que más eficaces sean. Me rondan varias ideas salvajes y quién sabe si alguna de esas locuras no tendrá, a medio plazo, consecuencias bonitas. Y, si no, pues qué le vamos a hacer, ¡la vida sigue!

Advertisements

2 Responses to “One month to go”

  1. E Says:

    Cantabria, tierra encantada, teñida de verde, sitio mágico, donde moran las hadas descalzas con cara de niña, y donde el cuerto y los enanegros trafican con piedras del sueño, te está esperando; hace tiempo que lo hace. Allí, donde quiero creer que alguna vez fuiste feliz,incluso muy feliz, vas a reencontrar fijo los viejos sueños perdidos, no estaban perdidos ahora lo sabes te aguardaban en una piedra del sueño. Recupera los más bellos sueños, e inventa alguno nuevo para que te acompañen en tu aventura, como lo hace mi pensamiento .

    Un fuerte abrazo, E

  2. Oscar Says:

    “Caminante, no hay camino, | se hace camino al andar”. Ánimo en tú nueva aventura y suerte en tú nueva empresa por los “mares del Norte”.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: