Frances E. Allen – premio Turing

February 23, 2007

(Unas semanas después, decido reorganizar esta entrada, que me habia quedado quilométrica y no era adecuada para un blog ágil de leer como quiero que sea éste.)

Post in Spanish, approximately. Vaguely similar post in English nearby.

Resumen de esta entrada: Por primera vez en muchos años, el premio Turing ha ido a una mujer. ¿Qué otros premios conozco y qué ha pasado con ellos desde ese punto de vista?

Dejo los dos primeros comentarios tal como estaban, aunque se dirigían a un texto más largo, que aparece repartido en los comentarios a partir del tercero.

Advertisements

5 Responses to “Frances E. Allen – premio Turing”

  1. balqui Says:

    Fusilado de:

    http://particle.physics.ucdavis.edu/rumor/doku.php?id=history

    “Being among the many applicants who were not receiving job offers at the time, we noticed that there seemed to be factors other than the quality of research that played an important role in hiring. […] Another subtler factor was the requirement of having the “right personality”. Unlike the popular stereotype of the shy, bookish nerd that is associated with scientists, hiring committees wanted outgoing, aggressive, confident (to the point of arrogant) people to liven up their ranks. As is now more widely appreciated, this puts women at a disadvantage since they are culturally taught to be accommodating rather than aggressive, and self-questioning rather than self-aggrandizing. More generally it made it very difficult for some great researchers to get permanent jobs if they happened to have the wrong personality type, even though this did not bear directly on their ability to perform their work.”

  2. Elena Says:

    :-O! E

  3. balqui Says:

    En muchas, ciencias el premio de mayor prestigio y eco mediático es el Nobel. No hay Nobel en Matemáticas, aunque a veces algún matemático ha ganado el Nobel de Economía: en Matemáticas el honor similar, en prestigio, es la medalla Fields.

    En Informática hay el premio Turing. Hace poco se ha anunciado quién recibe el más reciente: Frances E. Allen.

    La informática es tan amplia que yo no conozco apenas sus áreas de trabajo; me ha pasado lo mismo con varios otros premiados.

    Se ha otorgado ya 41 veces, contando a Allen, desde 1966; en total a 51 personas porque algunos años hubo premiados conjuntos, dos y, una vez, tres.

    Frances E. Allen es la primera mujer que recibe el premio Turing.

  4. balqui Says:

    Si, ya sé que la primera tentación es cabrearse.

    Pero esforcémonos en ver lo que tiene de positivo, nuestra sociedad podría haber seguido igual, and hardly anybody would have noticed, sin que apenas nadie se diera cuenta. Y no estamos siguiendo igual, y no vayas a pensar que es por falta de excelentes candidatos masculinos.

    En cualquier caso, es interesante ver cómo la disputa, inevitable independientemente del sexo del/de la premiad@, se tinta, en este caso, de sexismo subyacente entre protestas de equilibrio (o así me lo parece, paranoico de mí):
    http://weblog.fortnow.com/2007/02/turing-award.html#comments

  5. balqui Says:

    Entre los premios Turing hasta la fecha, conozco bastante bien los trabajos de una docena de personas, se de qué van en parte (como para poder explicar un poquito) los de un par de docenas más, y me queda docena y media de cuyos trabajos no puedo explicar nada. Incluyendo, ay, a Allen.

    Quiero mencionar algún dato más sobre otros premios que pueden hacer reflexionar. Tres de ellos se otorgan por la International Mathematical Union en el congreso cuatrienal International Congress of Mathematicians: los premios Fields, Nevanlinna y Gauss.

    Los Fields, mencionados antes, se otorgan cada cuatro años desde 1950 (aunque se instituyeron en 1924, y los primeros fueron en el 1936, pero en medio pasaron algunas cosillas en el planeta); premian “outstanding mathematical achievement for existing work and for the promise of future achievement”, donde la última cláusula exige que se obtenga de joven porque a partir de los 40 dicha promesa es más que dudosa; desde 1966 se otorgan 4 a cada congreso (la media es, por tanto, uno al año, en los Nobel puede haber hasta 3 en un mismo año si el trabajo es conjunto), aunque hasta entonces fueron sólo dos por congreso; y de algunos de los premiados, algo sé, pero en mucha menos proporción aún que en el caso del premio Turing.

    El premio Nevanlinna reconoce contribuciones en “Mathematical Aspects of Information Sciences” y, lógicamente, me queda mucho mas cerca; conozco bien los trabajos de todos los premiados, conozco a muchos en persona (por ejemplo, con Sasha hubo una deliciosa batalla acuática entre su ‘raft’ y el mio, dirigido por Vitànyi, bajando por un río, el año antes de que recibiera el premio… no se me olvidará), les admiro profundamente con una admiración proporcional a lo bien que les conozco, y alucino de la profundidad, creatividad, ingeniosidad y maravilla de sus ideas y contribuciones; y son humanos fantásticos, como humanos. Son un gran ejemplo.

    El premio Gauss, recién instituido, se dirige a”scientists whose mathematical research has had an impact outside mathematics – either in technology, in business, or simply in people’s everyday lives”. No conozco al ganador, Kiyoshi Ito, pues su temática (“stochastic differential equations”) me pilla alejadísima, pero del “Lema de Ito” se dice lo siguiente:

    If one disqualifies the Pythagorean Theorem from contention, it is hard to think of a mathematical result which is better known and more widely applied in the world today than “Ito’s Lemma.” This result holds the same position in stochastic analysis that Newton’s fundamental theorem holds in classical analysis. That is, it is the sine qua non of the subject.

    Y, completada la descripción de las contribuciones de la Unión Matemática Internacional, quiero terminar con el Premio Gödel, patrocinado conjuntamente por la European Association for Theoretical Computer Science (EATCS) and the Special Interest Group on Algorithms and Computation Theory of the Association for Computing Machinery (ACM-SIGACT). Tiene la peculiaridad de que se otorga a los autores de un trabajo concreto de investigación publicado en los últimos 14 años. De nuevo conozco, y admiro profundamente, a casi todos los premiados, pero además, en muchos casos, conozco bien el trabajo concreto y, en algún caso, tuve el honor de defenderlo (no fue nada difícil) cuando su versión preliminar se presentaba a algún congreso.

    Pues bien: los teóricos de la informática, que nos hallamos a medio camino entre los matemáticos y los informáticos, a veces admirados por ambos, más frecuentemente despreciados por ambos, y usualmente aceptados por alguno de los dos lados mejor que por el otro; y que vemos en el premio Gödel la muestra de nuestros ideales, contamos en nuestras filas con el fabuloso cerebro de Shafi Goldwasser, a quien ya tuve el honor de conocer al comienzo de mi carrera (y, casi casi, de la suya propia… en 1982), quien se cuenta entre los ganadores del premio Gödel no en una sino en dos oportunidades, y una de las cuales fue, sin esperar más, la primera vez que se otorgó este premio en 1993. En cambio, los informáticos en general no han visto a una mujer en el premio Turing hasta ahora.

    Y no he sido capaz de encontrar a ninguna mujer en el historial de ninguno de los tres premios de la International Union of Mathematics – corregidme si me equivoco, por favor, me encantará.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: