McGonagall: dos contribuciones más

November 30, 2006

Como continuación de McGonagall, segunda parte (y primera), hoy doy por finalizadas dos contribuciones más a tan excelso certamen.

Copyleft José Luis Balcázar, 2006; dominio público, licencia “Share-Alike” de Creative Commons.

Como de costumbre, aparecen en los comentarios; van, respectivamente, al TEMA 2: Poesia social y comprometida y al TEMA 3: Poesia basada en la naturaleza (MAR, MUNDO SUBMARINO, MONTAÑAS, CIELO, LUNA, …)

Advertisements

10 Responses to “McGonagall: dos contribuciones más”

  1. balqui Says:

    Despedida?

    Esta mañana, con el resplandor del amanecer en la ventana,
    me he despertado sintiendo el presentimiento de un desastre
    y me he encontrado solo, aturdido, como contemplando
    al invasor inopinado, incapaz de enfrentar su frustración.

    Oh, partisano alistado a un movimiento que no entiendes,
    quiero ir contigo y demostrarte que, aunque te aprestes
    a combatir las conductas denostables, al propagandista,
    al opresor, al comerciante sin escrúpulos, al ladronzuelo,

    cavas la fosa del planeta, una nueva obsesión impenitente
    en la montaña imaginaria de una especie siempre hambrienta de energía:
    a la sombra de una electricidad que supones siempre disponible,
    de una flor entre centrales térmicas que están hundiendo el planeta;

    y así la gente imita los patrones de un ritmo de consumo insostenible.
    Cuando la vea, la flor que simboliza el destrozo planetario,
    se dirá: ¡Qué locos fueron aquellos imbéciles! (¡Que somos tú y yo!)
    ¡Qué linda flor tenían, y qué es lo que ha quedado!

  2. balqui Says:

    Joyas en la Naturaleza

    Escucha mi canción,
    tú que arribas, por fin, con la marea
    a orillas de esta aldea,
    tierra de perdición,
    que tal vez quemará tu embarcación:

    ¡Arría
    las velas!
    ¡Es el país de las flores
    gemelas!

    Escucha este cantar,
    amiga del alción,
    y aprende a recitarlo de ovillejos:
    si llegas por el mar
    será tu salvación
    declamarlo en voz alta sin dudar,
    viniendo de tan lejos.

    ¡Arría
    las velas!
    ¡Es el país de las flores
    gemelas!

    Porque la antigua letra te previene,
    y más vale que escuches sus consejos,
    sobre un pueblo feroz
    que el mínimo respeto no te tiene
    si no les cantas algo en alta voz.

    ¡Arría
    las velas!
    ¡Es el país de las flores
    gemelas!

    Es joya de estas islas más preciada,
    en planta de colores
    -querrías adorarla,
    corolas que te ofrecen sus amores-,
    el tallo con dos flores
    de pétalos de seda;
    y, de esta tierra, nada
    se compara al placer de contemplarla.

    ¡Arría
    las velas!
    ¡Es el país de las flores
    gemelas!

    ¡Explora la vereda!
    En sus márgenes vive agazapada,
    cual quien duerme una siesta sin dolores.
    Atiende a los olores,
    y podrás descubrir dónde se oculta
    por sus aromas cálidos, mejores
    que el más sutil perfume.

    ¡Arría
    las velas!
    ¡Es el país de las flores
    gemelas!

    Sin nadie que la abrume,
    esa planta florece siempre en pares:
    distintas, pero iguales,
    sus flores ideales
    llenan el aire de hálitos ardientes
    que vuelven a las gentes
    lunáticas de anhelos y pesares.

    ¡Arría
    las velas!
    ¡Es el país de las flores
    gemelas!

    Iguales pero, al tiempo, diferentes,
    las flores de esta planta
    se cosechan sin prisa en primavera;
    una breve cocción, cuando hace frío,
    y obtendrás la tisana que te encanta:
    también te desespera.

    ¡Arría
    las velas!
    ¡Es el país de las flores
    gemelas!

    Consúmela deprisa
    si tienes que volver al mar bravío
    y, de nuevo, surcando el oleaje,
    tus labios esbozando una sonrisa,
    seguir quieres tu viaje;
    así quizá no sientas en el alma
    el desgarro de un nuevo despertar.

    ¡Arría
    las velas!
    ¡Es el país de las flores
    gemelas!

    La aldea impredecible,
    si mantuvo la calma,
    si tu barca se abstuvo de quemar,
    un monolito erige
    recordando a quien hubo de marchar
    y a lejanos países se dirige.
    Gobierna tu timón,
    aunque sepas que el rumbo es imposible;
    olvida de las flores la canción,
    amiga del alción,
    y escucha mi cantar.

  3. Balqui Says:

    Me llega la siguiente pregunta: “todavia no entiendo si llegado al pais de las flores gemelas, te vas o te quedas?”
    Fácil…
    Primero, te quedas.
    Luego, te vas.
    Como con todo.
    Como con la vida:
    “Ligero de equipaje, casi desnudo como
    los hijos de la mar”, dijo el poeta
    (aquel sí que lo era).
    Y para siempre, real como la vida misma;
    también hay aquel villancico no del todo
    navideño: “…y nosotros nos ire-e-mos,
    y no volveremos má-a-as…”

  4. balqui Says:

    Me he hecho un lío con un problema que me ha surgido con los comentarios y he borrado éste sin querer. Menos mal que he encontrado cómo recuperar su contenido… Lo que no he podido es dejarlo atribuído a su contribuyente original: mil disculpas por mi torpeza.

    Author : maiaviena (http://maiaviena.blogspot.com/)

    ……

    Sin palabras!

    Sensaciones, emociones,

    serenidad, melancolía, viaje, homenaje,

    alegria, tristeza, sensatez, calma.

    Se me escapa pero me llega, con todo eso a la vez.

    Gana la melancolia, una cierta sensación de peligro,

    desazón, y algo de alegria, poca, en una línea

    escondida.

    Besos.

  5. k Says:

    Gracias por votar ( a mi tambien me gusta el mcgonpoema de Äfrica, sobretodo su titulo: / QUIERO UN CACHAS COMO CHACHA Y QUE ACATE MIS DESE(X)OS COMO UNA VIL CUCARACHA!
    Äfrica además de brillante mcgonpoetisa, es una joven pianista con mucho sentido del arte moderno y del humor). Besos virtuales! K
    03 diciembre 23:11
    (http://replicanteK.spaces.live.com/)

    PS/ He retirado del K-space esta parte del comment para que no e acusen de favoritismo respecto a las humanas XX

  6. Balqui Says:

    Si, he escuchado (no muy bien, cuestion tecnologica) el video del Nocturno de Chopin interpretado por ella misma, y he encontrado algun dato mas sobre ella por ahi, asi que ya estoy al corriente de que le da a las teclas. Me hace pensar…

  7. maiaviena Says:

    Sin palabras!

    Sensaciones, emociones,

    serenidad, melancolía, viaje, homenaje,

    alegria, tristeza, sensatez, calma.

    Se me escapa pero me llega, con todo eso a la vez.

    Gana la melancolia, una cierta sensación de peligro,

    desazón, y algo de alegria, poca, en una línea

    escondida.

    Besos.

  8. maiaviena Says:

    Insisto se me escapan cosas en tu poema.
    ¿Cual es la antigua letra?
    Quizá no hay que buscarla, pero viniendo de tu creación, me extrañaria.
    Te cuento lo que me viene a la cabeza al leerla:
    Odiseo de Homero.
    “Ulysses’s Gaze” de Angelopoulos.
    Y el villancico que citas. Y dichos y refranes ….
    Y, por supuesto, Machado!
    Ojala viviéramos todos la vida ligeros de equipaje y dispuestos a algo tan simple y complejo como vivirla donde sea allí donde nos encontremos en cada momento!

    Ayer iniciaste el tema de la poesía pero no te seguí.
    A mi me gustan. Las primeras sensaciones son las que valen.

  9. k Says:

    Bona tarda,
    Pasate por el k-space, creo que tendrás una sorpresa… (lo siento, intenté disuadirlos… les dijé que me ponían en un compromiso, que tú eras persona amable y modesta… en fin, todo fue inutil…) Un beso, K


  10. […] en ocasión McGonagalliana, una entrada que muy bien podría servir para ello. He decidido reciclarla. I will recycle a previous post, created o La copio […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: